• Negro Facebook Icono

©2019 by Portal Vinciguerra 

Miguel Ángel Pichetto: De su doctrina para la impunidad al “Hombre de Estado” candidato.

La campaña presidencial aportó hoy una nueva “sorpresa”. Mauricio Macri compartió por twitter la decisión de que el Senador lo acompañe en la formula como Vicepresidente.

La decisión encuentra explicaciones en el aumento de la cercanía entre Sergio Massa y Alberto Fernández. Desde hace días que se rumorea que la alianza ya estaría cerrada y que el Tigrense sería el primer nombre en la lista de Diputados por la Provincia de Buenos Aires. Esto obligo a Cambiemos a romper con su habitual idea de que los principales candidatos debían ser “Pro puros” en la búsqueda de ampliar sus potenciales electores. Por lo pronto surgen dos preguntas:

¿Cuál será la reacción del Radicalismo frente a la elección de un Peronista para la dupla presidencial? Recordemos que la convención de la UCR venía pidiendo tener presencia en la lista con cada vez más intensidad. La única posibilidad concreta, luego de muchos desplantes, pareció ser un ofrecimiento reciente a Ernesto Sanz. Se sabe que lo rechazó pero no trascendieron en los medios los motivos. Por lo pronto José Luis Gioja encabezó hoy un acto con el Frente Renovador luego de una Reunión con Massa. Junto a Cecilia Moreau y a otros dirigentes invitó a que los radicales se sumen a un gran frente electoral para ganarle a Macri.

¿Cómo tomarán los votantes del Pro la inclusión de una parte del Peronismo en el armado electoral?

Una primera lectura es la pragmática, es decir los votos propios no alcanzan y es necesario ampliar el armado para ganarle a la formula Fernández – Fernández. Aquí el rechazo a una vuelta de Cristina sería tan grande que la inclusión del Peronismo Federal sería tolerable para evitar un mal mayor, todo sea por ganar. Esta parece ser la creencia de los funcionarios de Balcarce 50. La otra lectura posible es que algunos desencantados podrían buscar nuevos rumbos para sus votos, quizás algunos de ellos podrían a otras fórmulas como la que aún se sigue gestando entre Roberto Lavagna y Facundo Manes.

Cada una de estas preguntas ocupará seguramente muchísimas horas y páginas en los medios. Justamente en ese aspecto resulta interesante pensar como los medios más afines al Gobierno comienzan a transformar su visión del Rionegrense. Hasta hace poco el Senador era el “dueño de la llave” de la impunidad de Cristina en la Cámara alta, hoy el Presidente lo definió como un “hombre de Estado”.Suponemos que la etiqueta de Peronismo Federal irá virando hacía el de “oposición republicana” o algún adjetivo que apunte hacia el apoyo a la gobernabilidad que el bloque ha prestado en estos años.

Crédito imagen: La Nación

Un último aspecto a tener en cuenta es ¿Por qué Pichetto y no Urtubey? El Salteño mostraba una mejor imagen en los sondeos que circulaban, sin embargo la jugada parece ser tan arriesgada que parece conveniente que sea el Senador quien arriesgue su capital político sabiendo que por su edad se juega sus últimas cartas.

 

¿Vale la pena el riesgo? En caso de lograr la relección los beneficios son muy grandes para un espacio que quedaba cada vez más vacío. En caso de perder podrían quedar pegados a un Gobierno que cuenta con indicadores sociales y económicos muy negativos, el salteño parece no estar dispuesto a hipotecar su futuro.

Por Juan Delgado